miércoles, 8 de septiembre de 2010

I'm in heaven

Cheek to Cheek - Eva Cassidy by Anna liebheart









heaven was here and it's for sale

Coger el coche y dejar la ciudad entre paréntesis para poder al fin recuperar la inestabilidad de las horas libres, el no saber que puede pasar, el suave olor de los árboles después de la lluvia. El sol está lejos pero ilumina a la perfección el hueco de tu cuello mientras conduces, como si te conociese desde siempre, como si te amara. Ponemos música y bajamos las ventanillas, cantamos y reímos, felices de poder al fin estar juntos y a solas. El campo se extiende a ambos lados, es temprano y no hay coches con los que cruzarnos.Nos gusta ese estado de completo aislamiento, de saber que nadie puede atraparnos porque en este punto del mapa casi podríamos jurar habernos vuelto invisibles. Es entonces cuando sin saberlo estamos llegando a ese lugar del que todo el mundo habla y es que el cielo no tiene ubicación aérea sino forma de cafetería en un antiguo edificio blanco. Entrar en él es ser recibido con una sonrisa, el resto de pequeños detalles tienen que ver con el azúcar y las infinitas variedades de tipos de té escritas a mano en una enorme pizarra de colegio. El lugar es tan acogedor que pasamos el día allí, conociendo gente, aprendiendo a hacer pequeños y delicados pasteles, escuchando grandes verdades que nos ayudarán años más tarde en los momentos difíciles. Pero al caer la tarde nos dicen que es hora de cerrar y entonces comprendemos que incluso allí se necesitan horarios. Nos despedimos sintiéndonos agradecidos y felices por volver a pisar la tierra después de haber paladeado el más delicioso pedacito de cielo.

5 comentarios:

Dara Scully dijo...

los tés apuntados en pizarras de colegio saben mejor, de siempre.



(cosquillas
y pastas para
acompañar)

Alles Lüge dijo...

Hay nubes en el cielo y nubes dentro de una taza de chocolate. Una taza caliente entre tus dedos es toda una salvación, y una promesa más cercana que aquella que venden desde los escaparates de las iglesias.
A una cuadra, dos calles, tres manzanas.
Estamos más cerca que nunca del paraíso, ya sabes, ese lugar hecho de pequeños infiernos.

Doamna care plânge dijo...

Muy lindo tu blog ..!
Me gustan la imagenes

latacones dijo...

Me encantó leerte, saborear tus palabras y tus fotos. Preciosa la imagen de dejar la ciudad entre paréntesis...

Olga -mescapricesbelges dijo...

Qué maravillosas historias cuentas, envuelta por una perfecta ambientación tanto en imágenes como en música.
Gracias pos visitarme
Feliz fin de semana!