martes, 26 de octubre de 2010

Secret garden

Zbigniew Preisner. Craven leaves by sleepsleepers






design by Maria eMes

Debemos dejarnos llevar por los colores y texturas de este otoño ya desmadejado porque es la única forma de jugar y encontrar el verdadero significado de la palabra puerta. Somos como niñas que intentan construir secretos de manos pequeñas. Me miras desde tus ojos de espiral y me preguntas por el nombre las flores que hay en el jardín al que voy a llevarte hoy y yo me hago la despistada y te enloquezco con evasivas y acertijos. No pienso desvelarte nada, porque de eso se trata: de descubrir por primera vez la naturaleza tal y como leíamos en los viejos cuentos en casa de la señorita Adela: las niñas deben adentrarse en la maleza y perder de vista su casa, a cada paso dado los recuerdos parecen perder peso, se elevan y nos salvan de futuros dolores de cabeza. Sólo hay espacio en mí para el jardín, la vida se demuestra cerca en cada corteza, la oigo hablar de tí y de mí, de las mujeres que algún día seremos, porque todo está escrito aquí, en este lugar que se parece tanto a un sueño, sólo debemos tener paciencia, seguir las pistas y sentir que el tiempo es realmente un método de contabilizar nubes. 
Ya estamos cerca, lo presiento por el olor a flores azules, la enredadera crece y tapa la vieja puerta, no logras verla y yo te digo que tú eres la llave de todos tus deseos. Entonces pareces comprender y tocas y saltas y trepas y al fin giras el pomo de un mundo que se abre para abrazarte dentro.

Una vez allí nos dimos cuenta de que el mundo parecía haberse detenido en trazos de acuarela, por fin el verde pudo ser alfombra desde la que dibujar y cumplir todos nuestros deseos. Aún conservo pajaritos pequeños que cantan para mí en los días grises. Hay mil y una formas de recuperar el color.


(keep the secret behind the door)

16 comentarios:

Duna Loves dijo...

cada uno tiene que descubrir por sí mismo los colores del otoño, sobre todo con esos bonitos estampados :)

Mónica Muñoz dijo...

Muuuuuy bonito.
sí.

Miqui Brightside dijo...

Te vi por FB y te iba apreguntar si los dibujos eran tuyos,pero aprovecho y te lo digo por aquí :)

Anna Liebheart dijo...

Ójala tuviera yo tanto talento!! Yo soy una chica-puente entre lo que me gusta y las personas que deberían descubrirlo. Sólo sé jugar con palabras. De todas formas debajo de todas las fotos siempre pongo en link del artista para que podáis curiosear :)

Patyclau dijo...

Me encanta como escribes, esto no es jugar con las palabras es realmente escribir bien....me ha gustado que pasaras por mi blog y asi poder descubrirte.

Gracias, TE SIGO

María [emes] dijo...

precioso cuento...la música, todo!tu si que tienes talento!

ha sido un placer compartir esta experiencia juntas!

un beso enorme y gracias otra vez!

Raquel.J.Alves dijo...

Muchisimas gracias (de corazon) :_)
no conocia tu blog pero desde ahora voy a seguirlo porque me encanta!

Alice dijo...

Te leo hace poco... me gusta lo que escribes, las imágenes que seleccionas y la música que pones, la de hoy fue todo un descubrimiento para mi... he estado un buen rato deleitandome con más... gracias, gracias, gracias

flo dijo...

me apunto a seguirte y no perderte de vista, porque me ha encantado!

blackoveja dijo...

esta oveja quiere un cuento!!!

Olga -mescapricesbelges dijo...

Sí que es talento, lo que escribes...
La música seleccionada...
Feliz día

Gudulina dijo...

Yo tambien tengo un jardin secreto, lo malo es que hay dias en que no encuentro la puerta y los pajaritos se me escapan...pero siempre vuelven.
Precioso.

criscrust dijo...

ojala toda la ropa fuera así!

Duermevela dijo...

oh... que bueno haber abierto el pomo para asomarse un poquito...

RaQueL dijo...

Preciosas tus palabras y preciosos los diseños!!

latacones dijo...

A mí los colores del otoño, a pesar de su melancólica paleta, me dan serenidad y alegría.