miércoles, 10 de noviembre de 2010

make it home






 

magic-collage architect Thomas Hiller

La distancia entre nuestras casas siempre tiene que estar delimitada por un perímetro de intimidad, debemos evitar situaciones incomodas y malos entendidos, llevar una vida ejemplar y hacer barbacoas los fines de semana. Siempre debemos prometer al grupo que iremos a pescar los domingos impares y aunque estamos mejor solos nos gusta enseñar los dientes y mostrar nuestras dotes de mando en materia de anzuelos y navegación de orilla. Somos la familia modelo, con la casa adaptada a nuestras necesidades desplegables. Por supuesto nuestras vacaciones son en Europa, para disfrutar de las anécdotas en lugares exóticos y llenos de posibilidades. Viajamos en primera clase aunque tengamos que hipotecar nuestra cabaña del lago. Tenemos que demostrar que nos acordamos de todos y llenar una maleta con souvenirs y postales, hacer fotos y luego regresar para enseñar nuestra mejor sonrisa cerca de los grandes monumentos. Aunque esta vida de plástico y pegamento parece insostenible, está demostrado: es una constante, hay cientos de vecindarios haciendo lo mismo, lo difícil es quedarse en casa a leer o a ver películas de serie negra, escuchar viejos discos y bailar despacio. Lo difícil a fin de cuentas es ser tú mismo y que los demás lo sepan.


(El sonido de la verdad es sutil y frío)

6 comentarios:

Patyclau dijo...

Estoy contigo, pero ese vivir para la GALERÍA, cada día más se esta quedando obsoleto y las personas son cada vez más ellas y hacen lo que les apetece, pero como todo cambio es lento, y se aprecía poco.

Un abrazo

Gudulina dijo...

Cierto, que aburrido es ese mundo de ahí fuera lleno de vidas clónicas.

M.S.E. dijo...

Siempre pensando en el qué dirán.

Olga -mescapricesbelges dijo...

Qué cierto todo.Parece que si no hacemos lo mismo o mejor que los demás no nos sentimos qué? seguros? más felices?
Genial el post!

Studio EeLu dijo...

¡Hermosos detalles! ¡Hermoso trabajo!
Abrazos :)

Miqui Brightside dijo...

hago unos descubrimientos por aquí que alucino!