lunes, 8 de noviembre de 2010

make your own - A perfect autumn day -





inspiration by Eat drink chic

Lo dulce es siempre la mejor y única forma para recordarte cerca. Ahora que me levanto y me cuesta imaginar antiguas fiestas y reuniones, ahora que las fotografías se pliegan sobre si mismas, sé que para regresarte dentro necesito azúcar y colores pastel, como los de tu ropa siempre a juego con la cobertura y los helados. De este modo los movimientos te nombran y apareces justo donde te quiero, dispuesta a hacerme sucumbir  con el mejor de los postres. Y el olor comienza a invadir estos 10 años sin ti, esta pérdida de territorio dejado a un jardín que no se cuidar, a unos niños que han crecido, a un hambre que me hace dudar de ti y de mi, del nosotros escrito a mano que tanto nos gustaba repasar con el dedo en nuestro aniversario. Y es que  aún ahora, que ya no vivo en la misma casa junto al mar, ahora que he vuelto al origen, al centro y al miedo de ser menos yo sin ti. Es ahora cuando más te me apareces. Volátil y aún así segura de ti misma, como si la muerte no te hubiera dejado cicatriz y aún así duele verte entera y no mía, no siempre en mis manos íntima y hueco. Y dirás que para que tanta llaga si apenas quedan ascuas , pero no, todo yo se incendia porque estás, porque te siento en milímetros, en mi misma cama, casi puedo abrazarte y entonces todo da vueltas y una nausea azul me sobrecoge. Abro las persianas y dejo que te vayas a otra noche, que hoy estoy ya viejo para quedarme en tu piel casi transparente, casi agua. Te alejas y es entonces cuando todo se nubla y por fin puedo escribirte las cartas que te debo.


(texto inspirado en un magnífico libro de Virgilio Ferreira que termine ayer "Cartas a Sandra, ed: Acantilado)" es mi homenaje, mi huella, mi forma de dar gracias por las buenas letras.)


the song behind the words

12 comentarios:

laura garcia dijo...

tan dulce como tu blog

que me encanta

muamuá.

latacones dijo...

Precioso homenaje. No conozco el libro, pero si te ha inspirado este texto tan estremecedor seguro que vale la pena leerlo.

Laura dijo...

qué pinta tiene todo, siempre he querido saber hacer esos merengues!

Miqui Brightside dijo...

por qué siempre veo estas cosas a la hora de comer?
muero de hambre!

______________[pstrange] dijo...

Heladooo, creo que podría vivir a base de helado!

Ya tengo casi terminado tu header...yeah!

p.strange

zit... dijo...

muy dulce

:D

Miss Marble dijo...

Qué bonito Ana, escribes maravillosamente. No conozco el libro pero tu relato es precioso, triste, pero precioso.

Duna Loves dijo...

volátil como el azúcar que se quema rápidamente en las venas... un poquito de dulce nunca viene mal.

soniamarpez dijo...

Belleza de texto
(Ohbijou...me gusta ese grupo)

Patyclau dijo...

Precioso texto, triste pero exquisito como las fotografías que nos enseñas.

Un abrazo

Toni En Blanc dijo...

Me ha emocionado, cuanto sentimiento junto.

Un abrazo Anna.

criscrust dijo...

ayyy que tristeee