jueves, 16 de junio de 2011

the best i can









illustration by Manuel Rebollo
Acercarme a tu piel como quien escucha música, notar el nacimiento de las notas desde el hueco menos visitado de tu cuerpo y saber que he nacido para este instante. Nos deprendemos de los nombres que nuestros padres nos han dado para escuchar el silencio que existe entre las canciones que amamos.  Agotados del mundo nos damos la mano tendidos el uno junto al otro buscando el frescor del suelo en la cocina, pegados a las baldosas como dos siluetas con hambre, me dices "me alimento de ti y redescubro las nueces". me besas y el mundo es un lugar mejor durante la pista 4. Me acerco a ti y te miro mientras vuelas, lejos de esta habitación en la que el verano ha comenzado a amordazarnos . Necesitamos salir,  por eso viajamos una y otra vez al cuerpo del otro, con ganas de quedarnos a redescubrir todos los árboles y bosques que nos nacen. La música  es nuestra forma de llegar a ser, de no escondernos y es desnudos, pocos minutos antes de que llegue el sueño, cuando aprendemos por fin el origen de las palabras aún no pronunciadas.







3 comentarios:

Albanie M. dijo...

creas arte, con tus dibujos y tus palabras, con este blog. eres un artista, una gran artista.

Anna Liebheart dijo...

muchas gracias, pero los dibujos que subo no son míos, en este caso son de Manuel Rebollo, él es el artista, lo admiro muchísimo...yo solo me limito a las palabras... :)

David C. dijo...

lo que escribes y los dibujos, los dos buenisimos.