miércoles, 24 de noviembre de 2010

the blower's daughter

 






ilustration by María lápiz
Me detengo en las letras porque sé que para dibujarme dentro tengo que habitar el contorno y sus costumbres de lugar inalcanzable . Estoy sola en esta habitación donde la música rebota en los objetos que ya no uso, justo en aquellos que conservo para reafirmar mi amor hacia el vacío. Ahora que lo pienso soy una mujer repleta de fuerza, mis trazos me definen y pocas cosas me asustan y aún así estoy aquí perdida en toda esta distancia que no sé recorrer sin dibujar triángulos. El tiempo mide los centímetros de piel que me faltan para estar a la altura de todo este lío, pero hay algo que me hace querer dar el paso. Creo que resulta sencillo si te detienes a pensarlo: el salto no es más que una estrategia para despistar a los que pretenden subrayar mi talento y quedarse esperando a que les de una respuesta afirmativa. Deberían saberlo, hace tiempo que estoy fuera del alcance de todo aquel que pretende atraparme. Estoy a la fuga desde siempre, porque he nacido para dibujar el margen de aquello que duele y es hermoso. No todos están preparados, aún así el show está a punto de comenzar, me están llamando a escena.  Pero antes tengo algo que deciros: si me lo propongo soy absolutamente capaz de hacer que vuestros ojos vean y tiemblen ante la más absoluta oscuridad. Los miedos de todo lo que hemos enterrado nos asaltan en los ojos de las mujeres que dibujo. Es casi invierno y en algún lugar ha comenzado a nevar. Camino despacio hasta el punto exacto de contacto con el público para recibir lo que soy a cinco grados bajo cero, suenan los aplausos, llevo una eternidad preparándome para esto. Y ahora lo sé, lo supe siempre, es en el espejo donde alguien ha dejado crecer pedacitos de escarcha que reflejan el verdadero color de mis heridas...

(she sings the most beautiful song and it's ok, the world is over)

12 comentarios:

Miqui Brightside dijo...

en serio, que cosas se descubren en tu blog
y qué textos!

Laura dijo...

sustento lo que dice Miqui!

Gudulina dijo...

Precioso, ¿Me repito?...no puedo evitarlo.

Clementine dijo...

Siempre que llego aqui no puedo dejar de leer. Gracias.

maría lápiz dijo...

qué bonito anna, me ha gustado mucho. gracias. un beso.

Alma de mandarina dijo...

Ojalá supiera dibujar como tu :)

Laura Escribano Martín dijo...

Acabo de localizar tu blog, y me encanta, ahora que soy tu seguidora, me pasaré más a menudo a ver tus creaciones. Felicidades por tus ilustraciones.Laura

Desde la redacción dijo...

Qué belleza! Gracias por pasarte por nuestro blog

Anna Liebheart dijo...

Una pequeña aclaración: las ilsutraciones no son mías son de María Lápiz, siempre acredito de quién es cada cosa . Yo sólo me dedico a mostrarlas y escribir una historia inspirada en ellas. Si os ha gustado algo pinchad en el enlace debajo de las ilustraciones... hay mucho más por descubrir.

Gracias a todos los que pasáis por aquí. :)

Reportero de Lluvia dijo...

un post genial! me paso ahora a conocer a maría lapiz!
Un saludo! te sigo!

El Paraiso construido dijo...

Gracias por la aclaración, voy a curiosear sobre María.Un saludo!

latacones dijo...

The blower's daughter es una de las canciones más emocionantes para mí. Tu texto tomó el testigo de su espíritu...