viernes, 26 de noviembre de 2010

treasure island








jewellery by Ariadna Mateu

Espero con calma a que venga el viento del norte para arroparme con la vieja colcha de mis abuelas, aquella que fue tejida hace casi un siglo y que abriga mejor cada año que pasa. Conservar la caricia que ellas dejaron, sus vidas entrelazadas a la mía como un cordón umbilical que me ayuda a sentirlas cerca. Soy mujer de gustos sencillos: una taza de té, un bizcocho en el horno, lápices de colores y antiguas fotos de cuando era pequeña. Aún conservo una caja repleta de dibujos hechos por mí entre los 5 y los 9 años, en esa misma caja hay mechones de pelo con mi edad escrito en el lazo que los mantiene unidos. Mi pasado en finas hebras que ahora acaricio recordando cada cuento que ellas me contaban, detalles como que en mi cumpleaños solían darme algo hecho por ellas o algo encontrado en el campo. En esa caja hay ramitas de almendro, flores secas, muñecos de trapo y marionetas de madera  con los hilos enredados. Meto mi mano dentro y es casi como regresar y abrazarlas, huelo el jazmín en el patio y la enredadera creciendo infinita por nuestra pared de cal blanca. Me rodeo a mi misma con esta sensación de historia a medias, de vida repleta de buenos momentos y me siento afortunada y feliz. Me observo desde un lateral secreto, desde un ángulo distinto al que otros me miran, y es así como descubro que  esta vez seré capaz de traer los colores más bellos a este invierno que casi nos alcanza. Camino descalza y pongo con sumo cuidado la manta en el suelo, saco mi nuevo cuaderno y  pruebo mil forma de hacerte sonreír en la distancia.


(snow on your lips)

11 comentarios:

ariadna dijo...

Anna, gracias por este precioso post. Sin saberlo has dado en el clavo: todos los objetos que salen de mis manos están impregnados de las tardes con mi abuela, de meriendas, de recuerdos tejidos. Te mando besos y abrazos escondidos en la cajita de los caramelos

zit... dijo...

preciosos collares y preciosos momentos en tu texto... :D

Duna Loves dijo...

nuestros mejores recuerdos caben en una cajita, curioso :-)

Patyclau dijo...

Me gusta muchisimo visitarte, como transmites....casi también nos sentimos acariciadas y metiendo la mano en esa caja.

Un abrazo

Miqui Brightside dijo...

pero qué genial :)

Itziar San Vicente dijo...

Preciosa reflexión, mirarse desde otro ángulo.

Dara Scully dijo...

y si te esfuerzas mucho, seguro que hasta encuentras mil quinientas (o más, quién sabe).


pd: yo una vez hice una caja
de recuerdos de los de sonrisa
en la cara.

desde my ventana dijo...

Gracias por tu visita,me ha encantado conocer tu blog....muy interesante.
Bss
Cecilia

Elephants et plus by Sonia Otero dijo...

Acabo de encontrarte! No conocía tu blog, ni tus diseños y son muy, muy originales... y lindos!!!
Te seguiré visitando!
Saludos!

emiliano martínez dijo...

tremendos los colgantes.
una gran idea.

charlotte dijo...

Que bonito, gracias por haberme hecho recordar mis momentos mientras te leía!