domingo, 17 de abril de 2011

lost children dream with animals




illustration by Silvia Bollognesi

Cada niño comparte un sueño común con alguien que vive a cientos,tal vez miles de kilómetros de distancia. Viven alejados, sin conocerse pero saben que al arroparse comenzarán a recordar el nombre del otro. De esta forma los niños juegan, trepan, soplan y piden deseos, dejan pasar el tiempo bajo el sol o se resguardan los días de temporal en la ruinas medievales que hay a las afueras del pueblo . Viven aventuras, meriendan siempre cosas con chocolate, cogen la fruta directamente de los árboles y dibujan a los animales desde cerca, incluso hablan con ellos. Estos les explican cientos de cosas importantes que como buenos humanos olvidarán cuando sus madres los despierten. Pero ellos seguirán buscándose el uno al otro, cada noche, hasta que un día se vean obligados a crecer . Se sabrán tan distintos que reconocerán frente a sus compañeros de trabajo que ellos ya no sueñan. Tan cansados, tan tristes y tan solos a pesar de sus parejas, sus casas y sus hijos, añorarán en el momento de apagar la luz la completa y total felicidad de sentir que eran capaces de inventarlo todo...

En alguna parte hay un cuaderno de dibujo que lo demuestra, allí en lo alto, en la penúltima caja del desván.

8 comentarios:

M a c a r e n a dijo...

que dibujos mas monos, el último dibujo es precioso!

Engra dijo...

Me gusta mucho este texto pero también me entristece...

El dibujo del rinoceronte es genial!

J. dijo...

Me encantaron los dibujos. Crecer no significa dejar de ser pequeño. Besos.

Sabados que hacen llorar dijo...

De los mas lindos que he leído de vos, y eso que soy un seguidor de tus escritos. Me encantó.

El texto de mi blog es de la película "Reality Bites", un acercamiento a la Generacion X. (Perdón por la tardanza)

The Sad-Eyed Girl dijo...

Me encanta, Anna. Triste y cierto, pero también bonito.

lita lili dijo...

aunque a veces triste y cansada... lo único que no podría hacer es dejar de soñar

loquevenmisojos dijo...

Precioso! Aunque sea uyn pelin triste.
Un saludo.

Sabados que hacen llorar dijo...

entré hace unos días, lo leí, encantado como de costumbre y no firmé.

Hermoso.