domingo, 10 de julio de 2011

Short films




 Tengo la bonita  costumbre de crear carpetas con todo lo que descubro y este corto forma parte de una de ellas, la que dedico a la imagen que otros atrapan , proyectan y comparten. Es un proyecto que fue presentado a Nokia short festival. No fue la ganadora pero es con la que me siento más identificada, porque yo de pequeña jugaba a transformar objetos, me metía dentro y hacía que durante ese trayecto imaginario, una maleta, una caja de zapatos o un armario fueran palabras con múltiples posibilidades. La infancia tiene esa capacidad natural que no debemos perder de vista, nuestra visión es necesaria, todos somos creativos es cuestión de mover las manos, tantear el espacio y dejarse llevar por nuestros sueños.



Esta es mi segunda opción en este menú cinematográfico. Creo que el humor y el amor deben estar estrechamente ligados. Cuando algo me hace sonreír, confío plenamente en el talento del creador, conseguir una sonrisa sincera del espectador no es cosa fácil y este corto lo consigue. Sobra decir que creo que es la persecución con mejores paisajes que he visto nunca...y sin duda me atrevo a decir en voz alta que quiero a ese pescadero en mi vida ¿quién no querría abrazarle después de tanto esfuerzo?


Y como postre el ganador de este certamen...estéticamente perfecto, redondo, una historia que comienza o parte de la premisa de que el amor es una mirada que busca el encuentro, que se fragmenta porque al pensar al otro nuestro camino contiene su viaje, su itinerario, su ciudad...  Nuestra mitad y su mitad es un todo que no deja de crecernos...no olvidar esto nos hace confirmar si hemos llegado al lugar donde quedarse es la única respuesta posible.

3 comentarios:

Gemma Doe dijo...

muy bonitos todos! el primero se me ha hecho un poco largo pero me ha encantado el momento Indiana Jones. Mi preferido, el segundo! me he reido bien! ;)

Beauséant dijo...

de algunos me gusta la técnica o el paisaje, y de otros la historia... sería bonito que fuese cierto y, de alguna manera, todos fuésemos creativos y todo fuese cuestión de educarnos...

Tula Malcriada dijo...

Una costumbre preciosa. Yo lo hacía antes, pero acababa perdiéndolas... Son unos vídeos preciosos. Mi preferido es el primero, ese niñio indio...
Besitos!